Descubre las diferencias entre Pantone y CMYK

En el blog de Grupo Priecas tenemos la firme intención de que todos nuestros lectores conozcan y se familiaricen con muchos de los conceptos relacionados con el sector del embalaje. Así lo demostramos, sin ir más lejos, con un artículo en el que te hablamos de las diferencias entre las cajas genéricas y las cajas personalizadas o customizadas. En el post de hoy también vamos a hacerte una especie de comparativa en la que te queremos aclarar una duda que muchos tienen a la hora de elegir sus colores para impresión de objetos como las cajas de cartón. Se trata del Pantone, cuyo nombre estrictamente técnico es Pantone Color Matching System (PMS), y el CMYK.

Color plano vs color procesado

Para entender la diferencia entre Pantone y CMYK, es importante entender primero la diferencia entre el color plano y el color procesado. Un logotipo es un ejemplo de algo que utiliza colores planos. Por ejemplo, el distintivo amarillo brillante de los arcos dorados de McDonald es un nombre o número de color específico de Pantone que se puede conseguir en una imprenta. Los colores CMYK, por otro lado, se crean usando una mezcla entre Cían, Magenta, Amarillo y Negro. Las diferencias entre las prensas de impresión y una gran cantidad de otros factores significa que un cían, por ejemplo, puede no coincidir con otro, lo que conduce a diferencias considerables en el color. 

Ese amarillo distintivo del que hablamos, por ejemplo, puede parecer lavado, o incluso sucio, dependiendo de la impresora o la experiencia del operador de la prensa, entre otros muchos factores. El color final también dependerá de si la impresora utilizada lleva a cabo la impresión digital o la impresión. En resumen, no se puede garantizar que los colores CMYK sean uniformes entre impresoras o incluso trabajos de impresión, mientras que los colores Pantone lo son, porque se pueden seleccionar en función de un nombre o código de color determinado y globalmente entendido.

¿Se puede convertir un Pantone en CMYK y viceversa?

La respuesta es sí, se puede hacer. Sin embargo, estamos ante un auténtico desafío. Pantone ha perfeccionado la asignación de códigos específicos a todo el espectro de color visible, así que una empresa que quiere tener el mejor color posible, tiene la opción de cambiar el proceso de cuatro colores CMYK a Pantone. PMS vende guías de conversión que pueden ayudarte a encontrar la mejor combinación posible para tus colores. Puede utilizar programas de diseño gráfico comúnmente disponibles como Adobe Photoshop o Adobe Illustrator para simplemente abrir la muestra de color y convertir los colores. 

Los diseñadores gráficos saben que los dos sistemas son marcadamente diferentes y completos, por lo que coincidencias de color idénticas no siempre pueden suceder. Dicho lo cual, resulta evidente que la impresión con tintas Pantone puede ser costosa, y es común que las empresas prefieran usar CMYK para ayudarles a ahorrar dinero, incluso si su color del logotipo difiere ligeramente.

Esto ha sido todo por hoy en el blog de Grupo Priecas. Esperamos que la lectura del post te haya resultado amena y fluida. Permanece atento porque pronto volvemos con un nuevo artículo que esperamos que sea de gran interés para nuestros queridos lectores.